domingo, 26 de febrero de 2012

CRECIMIENTO EMOCIONAL

CRECIMIENTO EMOCIONAL
Por J. Rafael Olivieri

            Hace un tiempo atrás me llegó por internet un correo de una amiga que contenía el texto que a continuación les transcribo. Lamentablemente no traía la referencia del autor original, por lo que les reitero que no es mio. Sin embargo, estoy totalmente de acuerdo con su contenido, pues explica maravillosamente uno de los elementos involucrados en lo que conocemos como crecimiento emocional, es decir, lo comentado en dicho texto es parte de las consecuencias que viven aquellos, que en un momento particular de sus vidas, deciden iniciar un proceso de cambios reales y profundos, desde mi punto de vista, un proceso psico-terapéutico.

            Ya en un escrito anterior de mi Blog les conversé acerca del ‘Cambio Psicológico’, pero la verdad existen varios procesos de crecimiento, donde las personas pueden llegar a hacer un crecimiento emocional real. Algunos tiene que ver con procesos espirituales, otros culturales, sociales, e incluso, situaciones de enfermedades graves o, eventos de vida o muerte, entre otros. La realidad es que, independientemente del origen del crecimiento emocional, estos cambios transforman completa y profundamente el sentir de la persona, su actitud, sus intereses, sus necesidades y particularmente su ‘Sistema de Creencias’, y como diríamos en AT, de su forma de intercambiar ‘Caricias emocionales’. La suma de estos cambios es lo que te promueve hacia el crecimiento del nuevo nivel emocional, es decir, del nuevo escalón de la escalera.

Tal como les dije, estoy muy de acuerdo con el contenido del texto en cuestión, aunque es necesario comentarles que, si bien puede ser cierto que se tengan en algún momento deseos de bajar de nuevo algún escalón (como dice el texto), esto sencillamente es imposible, pues el crecimiento no regresa, siempre va hacia adelante. Tal como leí en algún libro hace muchísimos años atrás: “cada vez que la mente crece y cambia su tamaño al incluir un nuevo aprendizaje, jamás puede volver al tamaño anterior” (sin la referencia).  Tampoco estoy de acuerdo con la expresión de “porque esta escalera es mágica”, todo lo contrario, ya debes saber que el cambio emocional requiere de tu decisión, esfuerzo, dedicación, compromiso y responsabilidad para poder lograrlo. Bien les dejo con el texto indicado, para que lo disfruten, luego completo otros comentarios:
 

TODOS VAMOS CAMBIANDO DE NIVEL, COMO EN UNA ESCALERA...
Imagina que estás frente a una gran escalera...esta junto a ti esa persona que es importante para ti... (novio/a, esposo/a, amigo/a etc.)...y están fuertemente tomados de la mano...

Mientras están en el mismo nivel... todo está perfecto...es disfrutable. Pero de pronto... tú subes un escalón... pero esa persona no... esa persona prefiere mantenerse en el nivel inicial... ok... no hay problema... es fácil aun así están tomados de las manos...

Pero tu subes un escalón más...y esa persona se niega a hacerlo...ya las manos han empezado a estirarse y ya no es tan cómodo como al principio...subes un escalón más...y ya el tirón es fuerte...ya no es disfrutable y empiezas a sentir que te frena en tu avance...pero tú quieres que esa persona suba contigo para no perderla...

Desafortunadamente para esa persona no ha llegado el momento de subir de nivel...así que se mantiene en su posición inicial...subes un escalón más...y ya ahí si es muy difícil mantenerte unido...te duele...y mucho...luchas entre tu deseo de que esa persona suba...de no perderla...pero tú ya no puedes ni quieres bajar de nivel...

En un nuevo movimiento hacia arriba....viene lo inevitable...y se sueltan de las manos...puedes quedarte ahí y llorar y patalear tratando de convencerle de que te siga...que te acompañe...puedes incluso ir contra todo tu ser y tú mismo/a bajar de nivel con tal de no perderle...pero después de esa ruptura en el lazo...ya nada es igual....así que por más doloroso y difícil que sea...entiendes que no puedes hacer más... más que seguir avanzando...y esperar que algún día... vuelvan a estar al mismo nivel.

Eso pasa cuando inicias tu camino de crecimiento interior...en ese proceso...en ese avance pierdes muchas cosas: pareja...amigos...trabajos...pertenencias...todo lo que ya no coincide con quien te estás convirtiendo ni puede estar en el nivel al que estás ascendiendo...

Puedes pelearte con la vida entera..., pero el proceso así es. El crecimiento personal es eso... personal... individual... no en grupo... puede ser que después de un tiempo esa persona decida emprender su propio camino y te alcance o suba incluso mucho más que tu...pero es importante que estés consciente de que no se puede forzar nada en esta vida.

Llega un momento... en tu escalera hacia convertirte en una mejor persona... en que puedes quedarte solo/a un tiempo... y duele... claro que duele... y mucho... pero luego, conforme vas avanzando... te vas encontrando en esos niveles con personas mucho más afines a ti... personas que gracias a su propio proceso... están en el mismo nivel que tú y que si tú sigues avanzando... ellos también...

En esos niveles de avance ya no hay dolor... ni apego... ni sufrimiento... hay amor... comprensión... respeto absoluto...

Así es nuestra vida amigos/as... una infinita escalera... donde estarás con las personas que estén en el mismo nivel que tú... y si alguien cambia... la estructura se acomoda.

Me costó mucho soltarme... aún después de una fuerte ruptura seguía viendo para atrás.... esperando un milagro... y el milagro apareció...pero no de la manera en que yo hubiera supuesto... apareció bajo otros nombres... otros cuerpos... otras actividades... perdí a una amiga... y gané a 20 más... perdí un mal trabajo y ahora tengo un excelente trabajo y con oportunidades de tener más de lo que soñé alguna vez.... perdí un auto que no me gustaba y ahora manejo el auto de mis sueños... perdí a la persona a la que creí amar... para darme cuenta que ahora lo que tengo en este momento de mi vida... ni siquiera podía soñarlo hace unos cuantos meses....

Cada pérdida... cada cosa que sale... es porque así tiene que ser... déjales ir... y prepárate para todo lo bueno que viene a tu vida...tu sigue avanzando y confía... porque esta escalera es mágica y si no me crees...porque no lo compruebas por ti mismo/a.

AHORA, TODOS PODEMOS ENTENDER PORQUÉ NOS ENCONTRAMOS CON DIFERENTES PERSONAS EN LA VIDA Y PORQUÉ OTRAS SE QUEDAN ATRÁS.
---------------------------  fin del texto original (autor desconocido) ---------------------
 
            Quizás sea bueno entender que aunque del cambio que estamos hablando, sus resultados serán siempre para positivo, aumentando tu calidad de vida, tu felicidad, así como una mejora segura de todas tus relaciones interpersonales, especialmente la de pareja (en mi criterio personal: la más importante y necesaria de todas), donde habrá una sanidad integral de todas las áreas de tu vida, no deja de ser cierto, que cambiar hacia un escalón superior, implica a su vez un proceso de pérdida de las cosas que dejé en el escalón anterior, no importa si ya no me eran ‘necesarias’. La verdad es que todo cambio implica a su vez, en mayor o menor grado, un proceso de duelo, que inevitablemente debo vivir. Lo que si te garantizo es que de todo proceso de duelo, adecuadamente cerrado, siempre saldrás fortalecido y con un mayor crecimiento con la experiencia vivida. Donde la ventaja será que todas las cosas y personas que consiga en el nuevo nivel, serán indudablemente mucho mejores que los dejados atrás.
 
            Quería hacer un comentario adicional, pues no deja de ser una realidad de este proceso de crecimiento emocional, que entre algunas de las relaciones que inevitablemente se dejan atrás, está precisamente la de algunas parejas legalmente constituidas, es decir, en matrimonio. Los que conocen mi posición en relación al divorcio, saben que no estoy de acuerdo con el mismo. Es mi posición personal que toda pareja merece una segunda, tercera… “enésima” oportunidad, pues estoy convencido de que cualquier conflicto emocional puede ser resuelto, y encontrada su solución, sí ambos realmente así lo quieren y, así lo deciden. Aunque no deja de ser cierto y, entiendo que debe ser así, que hay causales de divorcio que son completamente válidas: maltrato físico, psicológico, drogas, e infidelidad repetida sin intención de arrepentimiento, que hacen imposible la convivencia de la pareja, precipitándola hacia la ruptura definitiva. En todo caso eso siempre será una decisión de la pareja en su conjunto.
 
            Ahora, debemos añadir la del cambio emocional, pues, cuando dicho cambio es sólo de uno de los dos, y el otro no participa del mismo, quedándose en su escalón, por las razones que sea (ej. Tú eres quien tiene que ir al psicólogo, tú eres quien está loco/a… el que dice esto es quien realmente está jod…, porque no entiende que toda relación es 50% y 50% de responsabilidad tanto para lo bueno como para lo malo). Al haber un cambio de nivel emocional, ya las cosas ni son ni se viven iguales, por lo que, por lo general, quien no ha crecido termina rompiendo la relación, vamos a llamarlo: “por incompatibilidad de caracteres” para no dejar. Ciertamente la gran mayoría de las veces quien ha crecido busca la reconciliación y propone la invitación al cambio del otro, más este otro no acepta, lo que hace la separación 99% segura. Cómo dice el Apóstol Pablo en 1 de Corintios 7 al hablar de los problemas del matrimonio: “…y ella consiente en vivir con él, no la abandone… y él consiente en vivir con ella, no lo abandone… pero si el incrédulo (el que no cambia) se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios”. Si realmente has hecho tu crecimiento emocional, vivirás tu duelo, pero una vez cerrado el mismo, 100% seguro que si lo decides, encontrarás a otra persona que comparta contigo tu nuevo nivel, pues también, será el mismo en el cual se encuentra el otro, cambiando así hacia una relación como “Dios manda”…
 
            Lo anterior me recuerda, puede que les suene duro, pero, no deja de ser una realidad, que hay personas que juran que han hecho su cambio emocional, y creen que ahora se encuentran en la azotea del edificio, cuando ni siquiera han salido del sótano donde siempre han estado. Usan su supuesto cambio como excusa para romper su relación de pareja, cuando en realidad sólo están actuando su propia “prohibición de pareja” y cumpliendo su argumento de soledad. Como es lógico, esto indudablemente no lo van a admitir, pues desde que Adán y Eva nos enseñaron a echarle la culpa al otro, siempre el otro es el que está equivocado, el otro es el que no sirve y por supuesto el otro es quien tiene la culpa de todo, como dice el refrán popular: “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.
 
            Realmente puede haber, en relación a este tema, muchos otros puntos por comentar, pero por razones de espacio y tiempo lo dejaré hasta aquí. Lo que si, y esto es válido para los otros temas del Blog, es que si tienes preguntas o sugerencia con relación a los temas tratados me puedes escribir a mi correo “rafael.apoyo.psike@gmail.com”, tal vez con ellos pueda desarrollar más artículos para el Blog, aunque tengo varios en cola esperando su momento de nacer. Y como siempre:

Te invito a continuar tu crecimiento emocional, y a seguir subiendo los escalones para que descubras el ser infinitamente maravilloso que eres y, tanto en lo psicológico como en lo espiritual logres llegar a tu autorrealización.
Que Dios te bendiga infinitamente según su voluntad para ti.